No mirar para otro lado

7 junio 2016
7 junio 2016, Comentarios: Comentarios desactivados en No mirar para otro lado

En el Mundo Digital, todos los que lo habitamos tenemos Derechos y Responsabilidades. Así, el Estado, los padres, las empresas y los mismos chicos  y chicas deben involucrarse de un modo consciente y comprometido por el hecho de ser parte del mundo on line.

nota_marcelaFacebook permite sólo mayores de 13 años en su red. Pero todos sabemos que hay niños y niñas mucho más pequeños que tienen perfiles propios. Es decir, mienten la edad. Los padres deberían anoticiarse de esta situación: no es lo mismo “mentir” que no hacerlo. También deben dialogar sobre ésto con sus hijos, y pensar estrategias consensuadas de qué sí y qué no hacer.
La escuela, por su parte, no puede quedar afuera de este fenómeno. La educación sexual, la educación ciudadana, el análisis crítico de medios y la educación en valores son el contexto necesario para trabajar con los alumnos las problemáticas provenientes  del uso de los dispositivos tecnológicos y el mundo on line.  Y el  Estado tiene que estar presente con políticas públicas de prevención, y normativas adecuadas.

Por su parte, las empresas no pueden mirar para otro lado: negar que hay niños y niñas menores a la edad permitida, es tapar el sol con las manos. Asumir ésto los debería comprometer a implementar programas educativos de prevención , desarrollar íconos que deriven a líneas de ayuda y de denuncia adaptados al público infantil, etc, etc.

Lo que no podemos es seguir haciendo un “como sí”.

Si mentimos, nos hacemos cargo. Si  proveemos servicios a un público diferente para el que está pensada la plataforma,  lo reconocemos  y lo encaramos.

Y los chicos y chicas también tienen que asumir sus responsabilidades: si son lo suficientemente “grandes” como para tener sus perfiles en redes sociales, entonces tienen que interactuar en ellas de un modo inteligente, respetuoso  y seguro. En este nuevo mundo, y especialmente en el despertar de la pubertad, ya no están los papás y los adultos que los van a cuidar las 24 horas.

Comments are closed.