La seguridad de internet no se trata en la escuela

21 junio 2012
Comentarios: 0
21 junio 2012, Comentarios: 0

La seguridad en internet no se trata formalmente en la escuela y depende más bien de lo que cada docente quiera y pueda hacer. Esta una de las principales conclusiones a la que arribó una investigación regional realizada sobre los usos y disfrute que hacen de la red los niños y niñas de entre 8 y 10 años. El estudio de Chicos.net y Save The Children advierte que el 67 por ciento de los chicos se conecta todos o casi todos los días, case en especial para jugar. También que son los propios padres los que ayudan a los más pequeños a abrir las cuentas de Facebook, buy cialis creada para mayores de 13 años. Qué hacer para favorecer usos seguros de internet.

La “Investigación comparativa sobre los usos y disfrute de internet en niños y niñas de entre 8 y 10 años de Argentina, Perú y Paraguay” se realizó entre fines del año pasado y principios de 2012. Se encuestaron 1.088 chicos que cursan entre 3º y 5º grados de la primaria, de las ciudades de Buenos Aires, Asunción y Lima, que pertenecen a sectores socioeconómicos alto, medio y bajo. Sus resultados bien podrían reflejarse en otras grandes urbes como Rosario.

Comparable a Rosario. Según expresa la coordinadora de la investigación en la Argentina, Natalia Zlachevsky el estudio “está centrado en las tres capitales (Buenos Aires, Asunción y Lima) y lo que surgió es que aún dentro de cada ciudad las mayores diferencias se dan entre los colegios, entre las clases sociales. Es decir que aún teniendo contextos sociopolíticos y políticas diferentes en relación a las Tics, había mucho en común entre los colegios de clase alta de cada ciudad, y los de clase baja. Esto podría suponer que en otra gran ciudad como Rosario podrían mantenerse estas distancias entre las clases sociales también”.

A los chicos encuestados se les preguntó sobre los usos que le dan a internet. Y entre los resultados que aparecieron se comprobó que lo hacen principalmente para jugar, y que las páginas más visitadas con ese fin son Youtube y Facebook.

Algo sobre lo que alerta la investigación es que “Facebook está instalado entre los chicos”, a pesar de que es una red social creada para mayores de 13 años y a la que “paradójicamente, en general son los mismos padres de los niños de 8 a 10 años, según sus propias declaraciones, quienes los ayudan a abrir una cuenta en dicha red o les permiten que «falseen» su edad para poder abrir un perfil”.

La educadora y directora general de Chicos.net, Marcela Czarny, considera “inquietante que todos los actores seamos cómplices de una mentira generalizada. No sabemos exactamente si tiene consecuencias negativas que los menores de 13 años usen Facebook; lo malo es que nadie se haga cargo de este dato”.

Opina además que no está mal que se habilite la red para chicos menores de 13 años, como está en estudio actualmente esta posibilidad, porque después de todo “se legalizará una situación que se da de hecho” (ver aparte).

Diferencias. Hay que saber que el uso que se hace de Facebook no es el mismo para todas los niveles socioeconómicos en que se divide la investigación. Según se indica, en la Argentina son más los niños y niñas que utilizan la red social y que asisten a colegios de sectores altos, mientras que en los sectores bajos su uso no es tan habitual. Además, “el acceso a redes sociales en los niños de esta edad es mayor en Argentina que en el resto de los países investigados”.

Entre otras razones que explican la utilización que los pequeños hacen de la red social están “las posibilidades periódicas de conexión que tienen los chicos y, nuevamente, a las políticas de los padres con respecto a su uso”. “Contar o no con una cuenta en Facebook instaura diferencias de sociabilidad entre los niños, por poner de manifiesto el haber obtenido la confianza adulta sobre la capacidad de administrarse en forma responsable en las redes sociales”, explica la investigación y agrega como dato significativo que “frente a ello, se entiende que existan resistencias de parte de algunos niños para decir que el acceso les ha sido prohibido por sus padres. Aunque no se da en todos los casos, prefieren afirmar que no tienen Facebook porque no les interesa (cuando en realidad es porque los padres no los autorizan)”.

Frecuencias. También se conoció que los chicos encuestados en la Argentina son los que se conectan con más frecuencia a internet: el 67,3 por ciento lo hace todos o casi todos los días; en tanto que los de Paraguay en un 43.9 por ciento y los de Perú representan el 54.1 por ciento. Hay que saber que el dato no es casual, ya que la Argentina cuenta con mayor nivel conectividad que el resto de los países relevados.

Otro aspecto que surge del trabajo es que para los chicos de nivel socioeconómico alto, de los tres países encuestados, “la experiencia de navegación es básicamente individual (73.3 por ciento), para los de nivel bajo en Argentina lo es en menor proporción (45.9 por ciento)”. Esto se mide por el nivel de autonomía para navegar y acceder a la conectividad.

¿Y para qué se conectan los chicos? En los tres países, la actividad principal que indican los encuestados es la de jugar (70.4 por ciento en Argentina, 77.5 por ciento en Paraguay y 83.5 por ciento en Perú). Le siguen hacer la tarea en Perú y Paraguay, en tanto que en la Argentina este segundo puesto está ocupado por conectarse con amigos (redes sociales) con 45.8 por ciento.

Páginas visitadas. Las páginas que más visitan son Youtube (63.8 por ciento en Argentina, 64.3 por ciento en Paraguay y el 66.5 por ciento en Perú) y en un segundo lugar Facebook (52.1 por ciento en Argentina, 49.5 por ciento en Paraguay y 47.4 por ciento en Perú). Lo hacen en sentido lúdico, ya sea para “buscar videos y conectarse con amigos para ellos son un juego”.

Los chicos argentinos encuestados que asisten a colegios de nivel socioeconómico medio y medio alto eligen los portales Mundo Gaturro y Club Penguin. También la investigación diferencia los consumos por género. En la Argentina las nenas son las que más frecuentan Facebook y usan el chat: un 53 por ciento sobre un 38, 1 por ciento de los varones. En tanto que es mayor el porcentaje de chicos que admiten usar videojuegos (de consolas) que el de chicas (93.4 por ciento a 56.9 por ciento en Argentina).

No les gusta esperar. Eso sí, si hay algo que no les gusta de internet a los chicos eso es “esperar, cuando las máquinas se ponen lentas al ver un video o jugar”. Tampoco los convencen “las interrupciones, generalmente por la intrusión de publicidad”. “Adicionalmente, —se indica también— se tiene la percepción de que navegar entraña ciertos peligros, aunque ello no está extendido, llegando a ser calificado por alguno como una mentira de los padres para evitar que naveguen”.

La investigación se detiene en el rol del Estado, a través de instituciones como la escuela, y de las familias para estar atentos a lo que representa la seguridad en el uso de internet. De acuerdo a lo indagado, “las escuelas cuidan la seguridad en internet a través de la aplicación de filtros pero no hay en términos generales iniciativas institucionales para el trabajo en conjunto con los chicos y docentes sobre la temática”.

Es así, que indican que de las entrevistas que realizaron para la investigación se sabe que las posibilidades de conversar con los chicos sobre los “riesgos que conlleva navegar, sucede sólo por propia iniciativa espontánea de los docentes”. De allí que se concluye “que la navegación segura y responsable no es un contenido a trabajar ni objeto de programas institucionales, sino que depende exclusivamente de la iniciativa de los docentes”.

Nota publicada el 9 de junio de 2012 en la edición impresa del diario La Capital

 

Deja un comentario