Es necesario educar en normas de convivencia y respeto

25 marzo 2013
Comentarios: Comentarios desactivados en Es necesario educar en normas de convivencia y respeto
25 marzo 2013, Comentarios: Comentarios desactivados en Es necesario educar en normas de convivencia y respeto
Nota publicada el 25 de marzo de 2013 en http://www.lacapital.com.ar/la-ciudad/Es-necesario-educar-en-normas-de-convivencia-y-respeto-20130325-0011.html

Con un estudio realizado por la Asociación Chicos.net, capsule la especialista Andrea Urbas propone trabajar en la creación de una “ciudadanía digital”.

Facebook tiene 20 millones de usuarios en todo el país. Sin embargo, entre los chicos de 13 a 17 años existe casi una saturación etaria, ya que el 90,6 por ciento de esos adolescentes utilizan la red social. Es un espacio que vivencian como “público, donde mostrarse, expresarse y encontrarse”, pero que sin embargo requiere de reglas y donde no todo está permitido. Así lo describe el estudio “Adolescentes y adultos en Facebook”, a cargo de la Asociación Chicos.net, y lo reafirma Andrea Urbes, directora de proyectos de la organización. “Es necesario educar en normas de convivencia y de respeto dentro de las redes sociales. Hablamos de educar en ciudadanía digital, derechos y obligaciones que también deben existir en la red, donde los lenguajes agresivos aparecen y luego tienen consecuencias en la vida real”, consideró.

La investigación se realizó en noviembre pasado una escuela de Rosario y otra de la Capital Federal, y avanza sobre cómo y para qué usan los adolescentes las redes sociales, cómo se relacionan con los adultos y la distancia intergeneracional que los separa, la seguridad y la privacidad. Todo eso, reuniendo las voces de chicos, padres y docentes a través de grupos de discusión y entrevistas.

“Sobre todo aparecieron diferencias, de usos, de lógicas, de motivaciones y de fines diferentes, además de ver la forma en que las diferentes generaciones se vinculan”, señaló Urbas.

Mientras que para los chicos Facebook es parte de su presente y una forma de relacionarse con su grupo de pares, el lugar donde se muestra y buscan ser aceptados, son los mismos adolescentes los que señalan que los adultos utilizan la red para reencontrarse con el pasado, con gente que ya no forma parte de su cotidianidad. “Un uso más melancólico”, acotó Urbas.

Mayor desinhibición, e incluso lenguajes más agresivos, aparecen en los espacios virtuales y así lo plantean en estudio los propios docentes. “Lo que se dice o se muestra en la red muchas veces tiene consecuencias en las relaciones personales, aparecen complicaciones y los adultos tienen que intervenir”, explica la especialista.

Por eso, en la asociación apuntan a “llevar adelante un proceso de aprendizaje en la educación donde se planten pautas de convivencia y respeto que deben estar presentes también en las redes sociales”.

Para Nora Bolis, psicóloga y responsable del estudio en Rosario, la red no puede ser un espacio donde todo sea válido. Y más aún: está convencida de que la escuela tiene en ese sentido un rol clave “en abrir espacios de diálogo y reflexión entre los chicos”.

“El Facebook tiene una lógica dicotómica, me gusta o no me gusta, entonces sobre una publicación enseguida se masifican oposiciones y, de repente, ese conflicto genera divisiones y se manifiesta en los grupos”, acotó Bolis.

Para la especialista, es justamente “la escuela donde deben generarse espacios para reflexionar el conflicto y los modos de convivencia”, y planteó que “las nuevas tecnologías constituyen un lugar clave de mediación porque los grupos de pares se conforman fuertemente allí”.

Saber qué hacen los chicos en la web y con quiénes se vinculan es otra de las principales preocupaciones que aparecen entre los adultos, y que también se dispara en los propios adolescentes cuando descubren que alguien les jaqueó una clave o les robó una fotografía.

“Los adolescentes tienen un promedio de 500 amigos y algunos llegan a tener 900, por lo que muchas veces no tienen noción del potencial y el alcance de un comentario o una imagen que publican, e incluso se relajan a la hora de configurar la privacidad de sus perfiles”, consideró la directora de proyectos de Chicos.net.

Si bien la red social es para chicos mayores de 13 años, muchos menores tienen su perfil en Facebook y las estrategias de los padres para saber qué hacen son variadas. “A esa edad, una forma es hacerse «amigo» y de paso compartir el espacio con el hijo, pero eso es más complicado en la adolescencia porque lo chicos tienen herramientas para evadir la mirada del adulto y en muchos casos crean perfiles paralelos”, señaló la especialista.

Es más: consideró que los padres “deben tomar Facebook como el mundo privado del adolescente, donde se relaciona con sus pares y amigos, y donde los adultos están de más”, y planteó que “deben buscar la forma de conversar con ellos y alertarlos sobre la seguridad, pero desde otro lugar y, sobre todo, conociendo la herramienta que es la red social para entender de qué se trata”.

 

Comments are closed.